martes, 12 de mayo de 2009

Duelo

Por el coraje.
te mostraré mi rabioso corazón.
te pisaré loco de furia (…)
te mataré con mi hijo en la mano (…)
te voy a matar/derrota.
nunca me faltará un rostro amado para matarte otra vez.
vivo o muerto/un rostro amado.
Juan Gelman
De luto o circunstancia, sin ser el momento de abrir los ojos o de cerrar el corazón, en este punto somos y vivimos amargos o ácidos con puños atravesados y con raices engreídas. No es momento de coger barca y lanzarse a la mar, tampoco de sanar sin saberse desgraciado, este es mi negro, mi vano insulto, mi fuero vertical de pasos rotos.
De duelo sin guante, sin final a boces, sin final. De espumas aberrantes o aviones sin salida, de rabia contagiada y desaparecida en lo absurdo. Aplauso, te aplaudo maestro, ahora nada volverá a convertirse en palabra. Y mientras caen fusiladas ciertas sílabas y mis brazos carecen de fuerza, veo imagenes horrendas de mis deseos. Mastico la crudeza de saberme lagarto sin cola, escupiendo... escupiendo a la ciega y estúpida noche que me invitó a creerte.Pero me rio...Porque aún así crueldad..., no tendrás la suerte de destruirme, ni siquiera de tocar un ápice del futuro que me espera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario