viernes, 8 de mayo de 2009

Víctimas y/o verdugos?

He vuelto a pararme en la biografía de Sylvia y siguen sin cuadrarme muchas cosas, ¿por qué cuando más ganas tenía de vivir desapareció? ¿Por qué Lazarus no renació y se ahogó en el gas de un pastel o de un pan?La víctima fue sin embargo, el verdugo de Ted, ejem.

Así son las cosas, las víctimas han ser verdugos y los verdugos resultan víctimas. Sin embargo, la vida no es "un valle de lágrimas" en el que soportamos lo que nos viene como buenos penitentes, la vida la gestionamos nosotros. Los triunfos son tan culpa nuestra como los fracasos porque los proyectamos en cada pensamiento, en cada brote de energía. Podemos elegir ir de víctimas o verdugos, o aprender de la vida para que nada sea después más de lo mismo y por tanto, no ser tan poco nosotros, con cada año más, más de lo mismo.


En un bar adonde nunca fuimos
senté nuestro recuerdo
yo jamás entré allí
no bebí su humedad
no escribí su silencio
No creo que lo hayas visto siquiera
sólo me pareció un buen lugar
-marrón y sombrío-
para dejar el no recuerdo
de un no amor.
Cuando paso por allí
Trato de no pensarte.
GISELA GALIMI

No hay comentarios:

Publicar un comentario