martes, 22 de diciembre de 2009

Sur

Da igual que lo dijera mil veces, no tiene sentido ya. Si uno sube una montaña descalzo, a pesar del logro, las heridas son inevitables. Si uno escucha con delicadeza, descubrirá la poca sutileza de la razón, los falsos quiero y no puedo, el miedo, la ira, la astucia, también la alegría y la sinceridad, allí, en el fondo oscuro de las palabras.
Por poco que uno mire al sol, lo cierto es que siempre se acaba dolorido, normalmente por la imprudencia...justo abajo, donde los dárdos no puntúan, donde la mala educación o la falta de ella cree controlarlo todo, siempre se olvida que la gravedad nunca actúa de abajo arriba sino de arriba abajo y auque las rocas pesan y son duras, como todo en la vida, también se desprenden...


martes, 15 de diciembre de 2009

Orhoit Gutaz

El hombre, dicen, es un animal racional. No sé por qué no se haya dicho que es un animal afectivo o sentimental. Y acaso lo que de los demás animales le diferencia sea más el sentimiento que no la razón. Más veces he visto razonar a un gato que no reír o llorar. Acaso llore o ría por dentro, pero por dentro acaso también el cangrejo resuelva ecuaciones de segundo grado.
M. Unamuno. Del sentimiento Trágico de la vida.


Calumnias, difamas; pasa dentro, sin juez ni guardia. El hombre no racional, el hombre no valiente, tu que ahora eres mujer. Calumnias y ensucias mis verdaderas palabras, paranoica gritas y buscas ratas. Escúchame, calma y oxígeno, no escupas rabia que te abrasará con sus llamas. Un solo pensamiento cae y la culpa no está clara. Fracaso bebes, fracaso escuchas y por tanto, fracasas.

Calumnias, calumnias y engañas. ¿Dignidad? de eso, ni puta idea, no sabes nada. Escúchame, calma y oxígeno, rumiendo idioteces ensanchas tus canas. Un día te vi, bien lo sabes... algún día traspasarás la clave de tan buenas mamadas. Tropiezas con el saber, pero no sabes nada, repito... Calma. Curioso boomerang vendrá: rabia que lanzas... Pregunta al que te adora si también lo hará cuando pase tu campaña. Animal negro, artimaña.

Más que 24

Si aprieto bien los ojos y las manos sobre ellos los veo a todos. Cada uno en su sitio, con su gesto, con su abrazo y su reproche, su regalo y su lejanía. Si presiono bien sobre el pecho vuelve ese hormigueo que en cada punto de España de Inglaterra o Alemania suele rondarme si miro atrás. Esta noche, no cualquiera, solo esta, cuando me espera un baño que se calienta por horas y las nauseas me persiguen, los veo a todos, abrazo unos segundos que fueron mios y entonces, saludo a esa persona que mira por la ventana naranja y llega de nuevo tarde a la ansiada cena de nochebuena.


Frío

Es primavera
caen flores de hielo
por las aceras.
D. Illana

Frío, ya no tengo frío porque lo soy. ¿Roca o piedra me concedes?. Imagenes difusas recorren calles, mercados, paradas de metro y con ellas el cansancio y la muerte, las monedas y el alcohol. Son sucias, estorban, apestan y solo piden -eso dicen sobre las palomas-, pululan por las plazas buscando migajas...de pan, de atención, de turistas, de carteras. Llega el invierno y se esconden sin madriguera, se calientan sin calor, lamentan sin recuerdos. Frío, frío, vacío, hambriento, loco envuelto en palidez.

El frío despacito, en silencio, conquista articulaciones, se apropia de tu espalda y rompe, vértebra a vértebra las ganas. Impide la risa y la propiedad, un descanso, una tregua. Valiente y castigado se esconde en las pupilas y congela el futuro, el llanto, la dignidad, el dolor. No entiende de orgullo, por tanto, no les oyes.

Pero, ¿qué es frío?, ¿qué conoces de él por tus quejas?: ¿clavar a alguien con la mirada? ¿empequeñecer la duda, la rabia por la desgracia?, ¿ o tal vez las nieblinas vagabundas, demacradas, enrojecidas, vacías y solas que naufragan en lás dársenas, en las respuestas carentes de ilusión, en la decepción del que esperó encontrar tiempos pasados, la falacia de que el ser humano fue un día bueno? Frío, frío... tosen, estornudan, tiemblan con uñas negras, dedos de nicotina y país de alquitrán y tu -cuidado que les pisas- lamentas tener frío.