martes, 15 de diciembre de 2009

Orhoit Gutaz

El hombre, dicen, es un animal racional. No sé por qué no se haya dicho que es un animal afectivo o sentimental. Y acaso lo que de los demás animales le diferencia sea más el sentimiento que no la razón. Más veces he visto razonar a un gato que no reír o llorar. Acaso llore o ría por dentro, pero por dentro acaso también el cangrejo resuelva ecuaciones de segundo grado.
M. Unamuno. Del sentimiento Trágico de la vida.


Calumnias, difamas; pasa dentro, sin juez ni guardia. El hombre no racional, el hombre no valiente, tu que ahora eres mujer. Calumnias y ensucias mis verdaderas palabras, paranoica gritas y buscas ratas. Escúchame, calma y oxígeno, no escupas rabia que te abrasará con sus llamas. Un solo pensamiento cae y la culpa no está clara. Fracaso bebes, fracaso escuchas y por tanto, fracasas.

Calumnias, calumnias y engañas. ¿Dignidad? de eso, ni puta idea, no sabes nada. Escúchame, calma y oxígeno, rumiendo idioteces ensanchas tus canas. Un día te vi, bien lo sabes... algún día traspasarás la clave de tan buenas mamadas. Tropiezas con el saber, pero no sabes nada, repito... Calma. Curioso boomerang vendrá: rabia que lanzas... Pregunta al que te adora si también lo hará cuando pase tu campaña. Animal negro, artimaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario