lunes, 15 de marzo de 2010

Ciezwicksaw

-No entiendo la simbología Polaca-, aprieto los dientes para no espetarle con un no existe tal cosa. Caminamos, casi siempre al medio día. Intentamos despistarnos o despistar a los murmullos de aquellos que nos describen como una pareja de lo que no debe ser. El truco está en negar cualquier cosa y llevarlo a su pésima expresión,i.e, el café por aquoso o la coca por falta de pureza, algo de lo que no entendemos demasiado.
-Es la lógica lo que me daña- dice, aunque dudo que sepa bien por qué lo dice, y se despeina con fuerza los rizos de su cabeza, después ya se donde acabará la cerveza que lanza sobre el azul excéntrico de la pared del Avalon. Posiblemente en la Escuela estudien a través de ciclos y conferencias el extraño hábito que nos complace y que por otro lado, llamo terapia.
- Metástasis, umm...tiene potencia-. Me explica cada día una palabra y se rié de mis manos amarillas. William recoge su historial cada viernes pero antes de sacarme de la mano, mi paciente le odia y grita porque siente que está desnudo me envía una flor amarilla, se tumba sin abrocharse el pantalón y solo piensa en suicidarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario