jueves, 27 de mayo de 2010

Please, please...

(...)Da gusto regresar a las entrañas
del viejo corazón que nos enseña
que en el fuego que esculpe la guadaña
importa más el aire que la leña (...)
XXX Premio Literario Ciudad de Jumilla
Javier Ruiz Taboada


domingo, 23 de mayo de 2010

And so It is



Supongo que toca esperar
a que sangren las montañas tras el paso de la bruma.
Algo traerán.

No paro de masticar
las alertas que derrapan por los bucles de tu espalda.
Cuesta tragar.

Columpiándome en un segundero ardiente.
Rascando con suspiros tu hormigón.
Torceré mis pasos hasta crear un charco
donde ahogar reparos
y escupir toda mi ambición.

Intuyo que puede caer
despistada la muralla sonriente que te acecha.
Sabe a temblor.

Reparo en la electricidad.
Va fluyendo desbocada al filo de tus pestañas.
Hiela mi sien.

Escondido tras los párpados del juego
doy zarpazos vestidos de terciopelo.
Pelearé por la sutil mirada
expuesta sin pudor
en la vitrina de mi alma.
Miguel Herández el charro 2010.


martes, 11 de mayo de 2010

Este más siempre resta (L of L)

Le han dicho que lleva tiempo esperándote y se lo ha creído. Ha llegado en coche, con un amigo y un anillo extraño en un dedo pequeño. No te cree pero alguien lo espera. Las noticias dicen que hoy el viento soplará diferente, nostálgico, del sur. Quizás en las bolsas de la compra, del desayuno, del sueño, de la lluvia que te aleja del supermercado y corrige los pasos de unos abuelos muy simpáticos, se esconde una maleta, un paisaje un error o dos. Después se ha hundido el corcho en el vino y la pestaña en la cerveza. Ha despertado el Titán y Francia y su puta madre te han aislado de un sentimiento. Luego ha cogido mil veces el coche más, pero era en círculo que tomabais fotos, café del bueno y mil cigarros. La geografía se encoge como los idiomas y como el corazón de él tamaño anillo del dedo meñique. Más tarde han plantado lazos rosas, flequillos negros y barbas a su salud, noches locas de desamores y San Patrick jodiendo la marrana y han estallado sus tímpanos y la bragueta. Tú ya no fumas, tampoco escribes, sólo lo esperas. Han apuntado tres nombres diversos, dos veranos y banda sonora pop con hielos de de legendario, lagartos y lagartas y ballantine solo con compromiso. Un lugar sin decidir, unos cuadros torcidos, una manta para el pelo de perro y mensajes de huida en tu retina. Sol sale, sol quema, sol se esconde, llueve y graniza y alguien golpea las macetas del cuarto. El mar en febrero, el mar en julio y agosto, adiós el mar... La sierra en diciembre Nikon y Panasonic, la traición entre abril y mayo la despedida… no existe. Se han citado en un concierto, Pum, Pam, Pum: saltos y sudor, se enamorará en el vaso de alguien y en sus pestañas postizas y probablemente en el vértice del lavabo la sombra ya haya desaparecido.

(...)Tuve un sueño. Soné que ella llamaba al timbre de mi casa repetidas veces, que golpeaba la puerta con tanta fuerza que hacía un agujero en la madera, en el hierro, en la intimidad. Y entraba en el número 6 de Alstadër Ring buscándome por todas las habitaciones. Al final del sueño me encontraba por fin, en un rincón, sentado junto a mi escritorio, con la cabeza entre las manos.(...) De Sin título/ Cluster One.
Victor Balcells Matas.


Han hecho un Castillo con almenas y escudos dorados, tiene sedas y mimbres, pinturas y tapices y un estanque repleto de colores. Por la noche, parece plateado y disfruta de grandes fiestas y esconde máscaras y vestidos de Paris, incluye dulces y abrazos, grandes vinos y caballos. Cuando cae la noche, la hoguera calienta los pasillos repletos de notas y deseos.
Han hecho un muro en el Castillo. Grandes musgos y enredaderas trepan por ellos y esconden vidrieras, hay polvo en el piano de la gran sala y revolotean palomas en la terraza. No es tiempo de paz sino de batalla. Cañones suenan y crecen hogueras en las afueras.
Han hecho un cerco en el Castillo. Es tiempo de invasiones y dudas, de negociaciones y pactos. No hay risas, ni música, no hay vestidos de celebración ni retratos compartidos. Por la noche, los cuervos picotean las rosas y no hay apenas susurros. Los empleados tiemblan por el silencio, por los truenos, por los mercenarios, crece como la hiedra la desconfianza entre los enamorados.
Han hecho ruinas el Castillo, no hay peces, ni frutos, no hay abrazos, ni niños. No hay sedas, ni libros, no hay viajes ni fiestas, no hay perros ni funciones, no hay teatro ni atracción. En la torre luce una bandera: rendición.

lunes, 10 de mayo de 2010

La mentira y el orden del mundo


Ahora todo se mezla en mi cabeza: cementerios, bodas y los distintos tipos de mierda. Samuel Beckett.

Hoy he recibido un libro. No es un libro cualquiera, sino el primer libro de un amigo:Yo Mataré monstruos por ti. No será el último. El título melódico como una canción supone mucho más que un inicio: su inicio. Para el lector supone la lucha, ir más allá del otro aniquilando, mutilando y destruyendo los miedos de aquellos a los que amamos, tal vez disfrazados, empezando por los propios, claúsula de rescisión para el cambio, para la construcción real de proyectos.

Sin embargo, ardua es la tarea de descubrilos y después, de matarlos en la mente y en los actos. Pocos serán valientes por ti y por tus relatos. No esperes que los cobardes afronten la aventura.

Enfin guerrero, finalmente no matarás ningún monstruo por mi, yo ya no puedo hacer más...
En cuanto a ti, autor, mucho queda por crear en tus páginas y en tu vida y a buen seguro será grandioso.



miércoles, 5 de mayo de 2010

Picaso veía bastante más que Dios

Colgado está, mirando desde las alturas, como el aire que silba asustado. Mezcla de tensión y atracción, mujeres rotas, hombres con la cabeza abierta, corazones desdibujados en beige, ojos peleando cerca de unas bocas que se cierran, brazos que golpean en el aire mutilados, piernas que huyen maltrechas y requiebros verdes y morados. Tiras negras, trazos de miedo, pinceladas negras, lanzaderas suicidas de pasiones y traición. ¿Amor?
Escribe a un ente que muere, que se cierra poco a poco y que expulsa como hemorragia imágenes, detalles, abrazos y besos, que ya no le quiere. Me pregunta cómo hubo tanto en algo tan pequeño y cómo se hace para ser Fénix, como yo, dice... Y yo toso y trago un té hirviendo... A veces me empuja, a veces me llama, a veces me mira con rabia y a veces siente rabia hacia si mismo pero en el fondo, no entiende.
Le grita a un ente que muere, que ya no está, aparcado en paquetes, en regalos y fotos al que se aferra, al que le preguntó una y otra vez, al que amó una y otra vez, en el que confió una y otra vez...llora a un ente que muere.


martes, 4 de mayo de 2010

¿Qué es esto?...
¿Acaso el reflejo de tus actos que no los míos,
La fuente absurda, tóxica, de amebas y vida,
Los restos de una traición,
Festín de perros abandonados?

Die Lieblosigkeit


No se si su enfermedad tiene nombre ni siquiera si tiene cura. Lo miro fijamente y descubro una tristeza implacable, unas venas que se alteran y un ser que se retuerce. Ha pasado de 37 a 41 grados en un par de horas y no consigue decirnos con qué sueña, tal vez ya no sueña, solo delira.

Pequeño, es pequeño su cuerpo blanco y reseco y hace muecas porque le duelen mucho los huesos. Apenas tiene hidratados los lábios, sangran, y son rojas sus profundas ojeras. Pequeño, es pequeño y aprieta el puño, la sábana, mi mano. Tose y escupe palabras que no logro entender, a veces cuando llega la noche llora y llora hasta caer rendido por el dolor. El Doctor nos ha traido un libro, suero y algunas esperanzas pero no sabe qué tiene. Señala su pecho, tal vez sean los pulmones...






sábado, 1 de mayo de 2010

A Poulaine y Confundido

L'obscurité des eaux

Escucho resonar el agua que cae en mi sueño.
Las palabras caen como el agua yo caigo. Dibujo
en mis ojos la forma de mis ojos, nado en mis
aguas, me digo mis silencios. Toda la noche
espero que mi lenguaje logre configurarme. Y
pienso en el viento que viene a mí, permanece
en mí. Toda la noche he caminado bajo la lluvia
desconocida. A mí me han dado un silencio
pleno de formas y visiones (dices). Y corres desolada
como el único pájaro en el viento.
A.Pizarnik

 

Si, cortó la cuerda, la buscó y la amó en palabras,
permaneció seca la tormenta, el respeto, la rabia.
Nadie lo ha visto, nada me calma.

Has preguntado mil veces, las respuestas parcas.
No ceja la búsqueda y rasga, rasga...
corazón herido, alma hueca, besos, amargan.
Odio y flequillo, odio y negro, odio y silencio.

Si...