lunes, 2 de agosto de 2010

Experimentos y configuraciones

(...)Y qué puedo hacer,
ni celebrando una misa en la catedral.
No hay dos sin tres,
y los enanos ya me vuelven a crecer (...).
Klaus & Kinski. Crucifixion


Hasta cierto punto, puede que la cuestión haya sido manipular de forma extraña los componentes sensitivos y los agujeros en los calcetines. Tal vez, desgastar los cuadros o enredar las alfombras sean sólo algunos de los efectos secundarios. Dicen los expertos que el periodo de prueba nunca es definitivo por lo que, en la práctica o en su efecto, podríamos decir que nadie sale del laboratorio sin haber sido objeto de algún tipo de experimento nuclear. Por el lado positivo, han sido capaces de elaborar un ser altamente cualificado para el engaño y la manipulación: hábil, escurridizo y capaz de realizar desdoblamiento de personalidad según lo arriesgado o lo interesante de la misión. Por el lado negativo, es inmune al dolor ajeno. Siente en proporciones inferiores al 25% y el sufrimiento es tratado con un par de píldoras y de bebidas controladas por franjas horarias. Su sensibilidad emotiva está reducida por los ordenadores y jamás bajo ningún concepto ha sido concebido para lamentarse, decir lo siento o simplemente, arriesgarse por una variable no incluida en el programa tipo de la matriz.






k&k: Grupo murciano con teclista jumillano

No hay comentarios:

Publicar un comentario