lunes, 16 de agosto de 2010

Ideia-nahasketa


Y después rozaron las paredes huyendo ahogados del ruido y de las palabras. Subieron las escaleras y vigilaron los tejados observados por malnutridos gatos. Desde allí, en las alturas,tan solo el hambre les permitió olvidar a sus captores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario