martes, 31 de agosto de 2010

Lo más sencillo fue lo primero que olvidamos; aquello, sin embargo, podría haber sido la única solución...

No hay comentarios:

Publicar un comentario