martes, 30 de noviembre de 2010

Homenaje a Miguel Hernández


El corazón es agua
que se acaricia y canta.

El corazón es puerta
que se abre y se cierra.

El corazón es agua
que se remueve, arrolla,
se arremolina, mata.

El corazón es agua. Miguel Hernández.


http://www.youtube.com/watch?v=E3CJiJX-qLE&feature=related

Flying stripes


Y ellos lo sienten, porque lo dicen y lo hacen. Vuelan en manos desconocidas, suben y viajan, caen y chocan. Plumas de presagios sin serlo, sin peso material pero de largo recorrido. Colores y contraste almidonado con letra pequeña. Ilusión y sueños y ellas presentes: enérgicas, diversas. Pequeñas parcelas de la vida que sólo algunas sonrisas, tras el viento, recrean.



The cure-Fascination street.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Un café cualquiera




(...) Recordaba el hun­dir de la espada, como si se hubiese tratado de un enorme pan de manteca; mientras la palma de la mano empujaba el pomo del arma, su brazo izquierdo se cruzaba hacia abajo, el hom­bro izquierdo se inclinaba hacia adelante, y el peso del cuerpo quedaba sobre la pierna izquierda... pero, en seguida, el peso de su cuerpo no descansó sobre la pierna izquierda, sino sobre el bajo vientre, y mientras el toro levantaba la cabeza él per­dió de vista los cuernos y dió dos vueltas encima de ellos an­tes de poder desprenderse. Por eso ahora, cuando entraba a matar, lo cual ocurría muy rara vez, no podía mirar los cuer­nos sin perder la serenidad. (...)"
Los asesinos (fragmento), de Hombres sin mujeres.
Ernest Hemingway.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Más que una maceta

Con extremo cuidado han decidido crear un invernadero. Cultivan solo flores, pero no comestibles, porque ya no pueden serlo. Sólo huele, es un lugar extraño pero cuando uno camina entre pasillos de madera parece escapar de las nubes. Allí, en lo alto, unas ruedas blancas observan como decidiendo sobre quién han de descargar su ira. Agua, parterres, estiércol sintético, silencio y muchas semillas. Dos pizarras enormes muestran como son los procesos, altivas normas, en la puerta de salida. Recorro cada rama con las manos y pienso si también el laboratorio emocional humano tiene esta forma: la creación, selección, separación, mezcla de colores y de inseminación, la recuperación de una especie, su muerte...precioso bajo los cristales... Feo en manos de la nada, nada en manos de humanos feos.


Song: someday.

martes, 23 de noviembre de 2010

Líneas


Ningun niño pinta dentro del dibujo, no señor. Todo tiene límites y formas, eso dicen los mayores. Cuando las ceras aparecen, los colores se quedan sin punta y el objetivo no es la perfección sino la distracción, eso dicen también los mayores. De repente, las lunas son naranjas, los mares amarillos y los niños tienen la cara verde, ¿y por qué no?, ¿acaso no tienen los mayores lunas rotas, mareas negras, pieles rojas y corazones vacíos? pero eso, eso... no lo dicen los mayores.






OK Go vs. Lego

lunes, 22 de noviembre de 2010

Cómo muere un mejillón?


Coger un cuchillo, limpiar, quitar las marcas de vida más allá de uno mismo y lanzarlos a la olla. Esperar que hierva la nada, que surja el agua como la vida de dónde apenas queda; y ver brotar los borbotones de saber con pequeñas notas agrias. Una vez terminado, basta un cuenco para saber la diferencia entre la vida y la muerte... La lucha no es siempre entre iguales.




White Lies. Death.

Paraisos perdidos

De pronto aprendes ciertas cosas: sol no es luz, no es sur, ni buen humor. Nos encoge de pronto el cuerpo hasta la infancia, dejando abandonados los recuerdos sin luz: ciegos en callejones y en tumultos de conciertos, entre besos, cines, ignorando la lluvia... Sin embargo, el llanto del sol es otro: no importa cuántas hojas, cuántas bufandas o cuántas calderas y estupideces podamos insultarle. Es así. Sol es a fín de cuentas calor.




I. Ferreiro. Picnic Extraterrestre. Paraisos Perdidos.

jueves, 18 de noviembre de 2010

There is always more than one way



(...)y si no piensas volver
cómo ibas a telefonear para decirme
que no piensas volver
para así por lo menos Poder discutir contigo(...)
Marianne. Leonard Cohen




miércoles, 17 de noviembre de 2010

Quién va allí?



(...)Así como soy existo. ¡Miradme!
Esto es bastante.
Si nadie me ve, no me importa,
y si todos me ven, no me importa tampoco.
Un mundo me ve,
el mas grande de todos los mundos: Yo.
Si llego a mi destino ahora mismo,
lo aceptaré con alegría,
y si no llego hasta que transcurran diez millones de siglos, esperaré...
esperaré alegremente también.
Mi pie está empotrado y enraizado sobre granito
y me río de lo que tu llamas disolución
por que conozco la amplitud del tiempo (...).

Versión de León Felipe sobre el poema Quién va allí de W. Whitman.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Bibliada

"Por eso te amo, porque te he ayudado y te he enseñado, pero no tu no podrás amarme a mí, pues no me enseñaste ni me ayudaste, no tienes ninguna herida, la encontrarás si la buscas, qué herida es, esa puerta abierta por donde entraban otros y mi amado no, dijiste que soy tu amado, por eso se cerró la puerta después de que tu entraras, no se que puedo enseñarte, a no ser de lo que de ti he aprendido, enséñame también eso, para saber como es aprenderlo de ti (...)". El evangelio según Jesucristo. José Saramago.


Pasa y cierra la puerta. Puedes encenderte el cigarrillo y colocarte cerca de la lumbre, no tocaré tus manos. Confieso que he preparado la conversación frente al espejo y que intentaré ajustarla lo más posible a lo que quiero decir. Supuse que llegarías puntual o que no llegarías pero ahora que estás aquí, he de cumplir mi parte. En una ocasión me abrazabas y mis brazos eran tu escudo, en una ocasión me besaste y ya eras Judas. No importa, no me importas. Pero pasa, pasa, sécate esas zapatillas que saben más de ti que nadie. Hoy escuché la radio... no se bien porqué. Un día de estos, dijiste, tendremos nuestra propia cena, nuestro propio sofá y se te olvidó mencionar que cultivaríamos nuestra propia culpa, nuestra propia certeza de decepción. Por sus hechos los conocereis. Te cogeré la chupa y la colgaré en la entrada, no te preocupes, se lo que cuesta y apesta a sexo sucio. Asi que, mientras la dejo a la derecha de la puerta, esperaré lentamente a que las polillas la piquen con el tiempo, quizás ella sea conciencia. No hace falta que me mires, se que no puedes hacerlo pero yo, permíteme que pronuncie cada sílaba mirándote a los ojos, puedo levantar mi cabeza porque te amo y porque habré de odiarte cuando seas un vago recuerdo, pisa la alfombra nueva y blanca si quieres. Sabes que no hemos llegado aquí en balde, que el ayer es un trayecto mudo pero no ciego y tiene espias. He prepadado la cena y son macarrones. No como, tu lo harás hasta limpiar el plato. Lo diminuto depende del microscopio. Me pregunto si duele la sangre que no corre. Pero continúo en alto, siempre fuerte, incluso grito, lo has conseguido no sin salir indemne, obtendrás hoy mismo el permiso, ayer mismo, entonces. Entre tanto, tú mismo, ve al baño, estás en tu casa, despeinado, monstruo, al puro infierno que es tu paraiso. Sucumbiste a tentaciones rodeado de Pilatos siendo Herodes. Retomo mientras tragas el vino que nombras y nombrarás con dolor y que será mi cuerpo y mi sangre. Vuelves con el recto sucio, el hígado sucio, las manos sucias. Las paredes de la casa se estrechan como en el Retorno del Jedi bajo el estruendo de música Pop malintencionada. ¿Lo ves? ¿deberíamos cortarles también hoy las manos a los ladrones? El limbo existe, se llama indiferencia. Me das un abrazo...no quiero, pero da igual... Pasa de puntillas sobre los jarrones rotos, no importa, luego los limpio. Son mios, sólo, la porcelana de un proyecto imaginario. Ya no sabes hablar, ni decir lo siento, no puedes permitírtelo. No se mucho; Tú de todo menos de amor. Pero si se soy justa contigo del principio al fin, en cada gesto en cada gota de dolor. Apliqué la ley salomónica esperando que Caín abriera la boca y yo misma le rajara la lengua y por eso hoy te invito a cenar, uno frente al otro aunque solo hable yo. Tu callas, fucking high en las alturas, recuerdas que olvidaste las ray-ban en casa ajena, bipolar. Brinda con el Champan, te sugiero, ahora que has aparcado la memoria, siendo Cava no te gustaría, hay que ser muy castizo hasta para llevar bigote y entender de toros. Brinda por el mañana que tenga forma de maletas llenas y armarios vacíos, de cuadros ineptos en los que no crees, en hogar que no valoras, en moral que no conoces cultivando el caos en catedrales de hipocresía en cártas de apóstoles y de rebaños de ovejas adineradas que escupen a las mujeres y en casa las relamen. Este es el postre, te abro la puerta. No olvides la chupa, apesta. Yo tomaré mi último café mirando como un galgo rojo se marcha, vete con Dios pequeño sarmiento, que Dios te cuide y te guarde. Vuelve como hijo pródigo al mundo de las sombras y las putas. Coge tu sombrero, tu chupa y tus discos, no cierres la puerta, no te molestes, ya lo hago yo.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Who will?


"Lo he encontrado brillante y nauseabundo. Mi faux ancestro era un verdadero samurai enloquecido, ¿verdad? Pero al menos tenía el valor de manifestar sus convicciones. Como mínimo, era consciente de lo que defendía. Qué poco ha cambiado el mundo desde mil ciento ochenta y seis, por mucho que nos guste pensar lo contrario (...)" .
Invisibles. Paul Auster


Marian ha roto el cigarrillo con la delicadeza del que sube una cremallera en invierno. Cúantas cosas ha incluido en el manifiesto y entre ellas, ninguna idea genial para orinar antes de que cumpla el plazo de entrega en las manos del editor. En los años que he visto tambalear su cuerpo colérico y diminuto, muchas veces he tenido la sensación de ver una iglesia en pleno fuego derrumbarse, crepitando cada una de sus vigas y de los nervios camaleónicos que la componen. Por supuesto, he sufrido su indiferencia, su crueldad, sus lágrimas y sus largas noches de melancolía pero nunca supuse que me querría para esto. Cifrar los poemas en notas musicales no es un don, no es mi don. Si, creer que puedo llegar a hacerlo lo que acrecenta sin duda su sarcasmo y mi incomprendido ego. Coge con imprudencia mis gafas casi cada tarde, las revisa a contraluz y finge no ver la niebla. Digamos que hay pocas cosas que la pluma no le permite, la primera la mentira y la segunda narrar la vida feliz que desearía.




Rodar desde la palabra primera



Rodar desde la primera palabra hasta el último descuido entre abrazos y bostezos, del sueño feliz al aburrimiento, entre detalles y alarmas naturales, entre la ráfaga arterial y la coronación de la cumbre. Rodar en luces y sombras bajo un único esfuerzo físico.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Blues de Funeral- Funeral Melancolía


I
Stop all the clocks, cut off the telephone,
Prevent the dog from barking with a juicy bone,
Silence the pianos and with muffled drum
Bring out the coffin, let the mourners come.

Let aeroplanes circle moaning overhead
Scribbling on the sky the message He Is Dead,
Put crêpe bows round the white necks of the public
doves,
Let the traffic policemen wear black cotton gloves.


He was my North, my South, my East and West,
My working week and my Sunday rest,
My noon, my midnight, my talk, my song;
I thought that love would last for ever: I was wrong.


The stars are not wanted now: put out every one;
Pack up the moon and dismantle the sun;
Pour away the ocean and sweep up the wood.
For nothing now can ever come to any good.
W.H. Auden


I
Para todos los relojes, corta el teléfono,
impide que el perro ladre con un hueso jugoso.
Silencia los pianos, y con tambor amortiguado,
trae afuera el cajón, deja que los afligidos vengan.
Deja que los aviones circulen gimiendo por encima,
garabateando en el cielo el mensaje "él esta muerto".
Pon grandes cintas alrededor de los blancos cuellos de los cisnes.
Deja que los policías de trafico usen negros guantes de algodón.
Él era mi norte, mi sur, mi este, y oeste,
mi semana de trabajo y mi descanso de Domingo,
mi mediodía, mi medianoche, mi habla, mi canción.
Pense que amor duraría para siempre. Estaba equivocada.
Las estrellas no son deseadas ahora, apaga todas y cada una.
Envuelve la luna y desmantela el sol.
Vuelca el océano y barre la madera.
Porque ahora nada podría hacer ningún bien.
W.H. Auden

A la respuesta del cobarde

"Toda respuesta es más miedosa que la pregunta". Vicente Nuñez.


Pura escafandra es mi rabia sin riego,
cobarde amargor de un fondo de nada,
- rabia reseca, rabia difusa-.

Ante la imagen mal recreada,
necias palabras; la rabia no arranca,
furia ciega de arterias desangradas.

Torpe y triste rabia!...
... no ayudas, no consuelas...
puta!, puta rabia.




lunes, 1 de noviembre de 2010

Halloween

Fantasmagórico en origen. Curiosamente un centro comercial o una avenida de tirar tarjeta ha sido llamada el núcleo al que estar conectados. No está permitida la entrada sin salir con algo de más y un día de menos. Recorrer el pasillo de espejos tintados, amarillos, conservar la piel en las mejillas y respirar el ambiente de un veneno gris envuelto en absenta global.