martes, 30 de noviembre de 2010

Homenaje a Miguel Hernández


El corazón es agua
que se acaricia y canta.

El corazón es puerta
que se abre y se cierra.

El corazón es agua
que se remueve, arrolla,
se arremolina, mata.

El corazón es agua. Miguel Hernández.


http://www.youtube.com/watch?v=E3CJiJX-qLE&feature=related

2 comentarios:

  1. HOLA, ME LLAMO JOSÉ ANTONIO Y SOY…

    Me conecto y veo, cada vez, que es más otro ritmo; más despacio es que me acerco a tus palabras, inquieto, manso. Un rito; eso es, poco a poco, en lo que se va transformando este espacio, este tiempo sagrados. Y cada vez desde más lejos resuena el murmullo que me conduce a este instante. Yo lo vivo como algo hermoso, eso es cierto, aunque sepa que sólo vislumbro reflejos de ti.
    Porque, ¿acaso es a mí a quien busco en tus palabras? ¿Acaso podría expresarlo de otra manera? Tú eres como eres, y eres la pregunta, y yo, que pretendo ubicar el valor de mi existencia en la medida en que vibro en tu significado, soy ése relámpago. Y tú, sin saberlo, me alimentas cuando sólo te ofreces a ti misma, en un decurso. Y yo, abrasado, voy confinándome en tu entelequia suavemente, a través de una tímida ventana, muy lejos, muy lejos de todo lo que tú conoces de ti…

    En resumen, he de confesar que me llamo José Antonio y soy… un friki (me parece que así nos llaman hoy en día) de P. Jiménez.
    Y creo que también soy los puntos suspensivos.

    P.D: He comenzado a salir más.

    ResponderEliminar
  2. Grande, grandísimo mi tocayo. ¡Qué orgullo poder llevar siempre su nombre!

    ResponderEliminar