lunes, 13 de diciembre de 2010

Dramatico


Aun dicen que el caer es un grito azulado que se incrusta en la piel y morado reclama su presencia, cuando desconfia del protagonismo se viste de amarillo y asi, el temblor aparece y seduce al miedo de opereta. Azul, amarillo y violeta, justo el labio que no debe morderse, la actuacion en la que siempre hemos caido delante del publico en medio del tercer acto.

2 comentarios:

  1. ¿Qué hay tras las rejas de ventanas y balcones de la casa con la puerta cerrada? ¿Representaciones de los cinco sentidos? Ilústrame, por favor.

    ResponderEliminar
  2. Eso creo...así debe introducirse silencioso el arte y estridente a su vez...buen ejemplo de cómo aprovechar edificios antiguos y emblemáticos en una ciudad.

    ResponderEliminar