domingo, 19 de diciembre de 2010

Queridos Reyes Magos

Los animales de la Protectora de Jumilla hemos decidido este año apelar a vuestro cariño para pediros algunas cositas que en otros momentos no nos hubiéramos atrevido porque, aunque no lo parezca, también somos perfectamente conscientes de cómo se encuentran los humanos en estos momentos. Sabemos que no son momentos fáciles y que aún así, tenemos muchísimas suerte de contar cada día con voluntarios con el cariño y el apoyo con el que nos tratan: Pepa, Irene, María, Helena, Maco, Jesús, Sali, Ana, Valentín entre otros muchos. Se encargan cada día de medicarnos, limpiarnos, abrazarnos, darnos de comer y regalarnos un poquito de cariño del que estamos tan faltos. También queremos en estos momentos agradecerles a la Asociación de Artesanos de Jumilla el haber propuesto a nuestra familia, pues así consideramos a nuestros cuidadores, para el premio a la labor solidaria y sabemos, -aunque los humanos a veces penséis que no entendemos o que no percibimos vuestros sentimientos-, que aún prevalece por encima de nosotros la labor hacia los humanos que también la necesitan a diario y de mil formas.

La cuestión es que este año hemos decidido escribiros una carta, no para nosotros, aunque también, sino para que ayudéis a nuestros voluntarios este año y a todos esos compañeros nuestros que aún y por falta de espacio y de medios habitan bajo la lluvia, la nieve y el frío rebuscando en la basura, recibiendo golpes de coches por las calles y los gritos o patadas de aquellos que no comprenden que si rompemos las bolsas de basura en la calle o ladramos es porque tenemos miedo y hambre y nos sentimos solos, muy solos. Nosotros, que estamos en el albergue y ya hemos pasado por eso, sabemos lo que se siente; y si alguien se pone cerquita de nosotros mientras nos abraza y nos mira directamente a los ojos, se dará cuenta de la tristeza que en el fondo aún albergamos por nuestro duro pasado pero, que sin embargo, borramos de un golpe cuando alguien nos visita, o nos da de comer, moviendo nuestro rabito y nuestro cuerpo con toda la fuerza que nos es posible.

Este año queremos pediros por nuestros compañeros, porque la gente de jumilla, sabiendo que estamos saturados en el albergue en estos momentos, colabore con mantas, pienso o simplemente, con cariño con nuestra familia, que siempre trabajan de forma desinteresada, sin recibir ni un euro a cambio, sacando el tiempo de dónde apenas lo tienen pues la mayoría trabajan porque son profesores, periodistas o currantes de muchos ámbitos y necesitan más manos y más ayudas económicas simplemente porque nuestra medicación es cara, los tratamientos también y no tenemos apenas juguetes para los bebés que vienen a este mundo siendo rechazados ya por los propios humanos. También invitamos a los políticos a que se acerquen y conozcan la labor que hay ahí, que hablen con nosotros y nos miren directamente a los ojitos. En estos días de frío intenso y lluvia, queremos pediros que, por favor, alguien del Ayuntamiento visite también de una vez por todas el albergue, ya que una obra del Plan E con tanto dinero no debe convertirse en una piscina acuática simplemente porque se hayan hecho los sumideros y las rampas mal y aunque, tenemos palees eso no evita que podamos constiparnos o coger cualquier otro tipo de enfermedad pulmonar grave como ya tuvo nuestro compañero Alonso el que por cierto, es un perrito precioso que sigue buscando una familia.

No queremos alargarnos, pues sabemos que andáis ocupadísimos estos días con todo el mundo y además, no podemos entretener más a Cari o a Pascual que vienen diariamente a darnos amor o regañinas cuando nos lo merecemos y tienen mucho trabajo que hacer con un albergue saturado como este en el que no pueden venir más compañeros momentáneamente hasta que la Protectora logre buscar hogar a los que ya estamos dentro y que apenas tenemos sitio. Solamente, queremos pediros que nos ayudéis a concienciar a los jumillanos de que la Protectora lo hace todo de forma altruista, no recibe dinero, ni hay intereses más que el propio bienestar de los perritos desheredados de este pueblo y muchas veces de esta Región. Por ello, nuestro deseo es que los humanos nos comprendan, nos ayuden con lo que puedan incluso, con sus propias manos si es posible, o con las pequeñas huchas que nuestra familia, los voluntarios, han depositado en los comercios de nuestra localidad. Finalmente, queremos invitarlos a todos a que nos conozcan, estamos en el Albergue- Protectora de Jumilla en el Polígono del Cerro del Castillo, que conozcan nuestras necesidades reales y nuestro día a día y que cuando alguien nos vea por la calle, no mire para otro lado y sienta que no es justo a veces llevar “una vida de perros”.

Gracias Reyes Magos por atender a nuestras peticiones y también os pedimos por los jumillanos, a los que queremos desearles la mejor de las navidades posibles pues, sabemos que es un año duro para las familias y los perritos de la protectora queremos mostrarles nuestra más sincera solidaridad y cariño. Con muchos lametones y muchas ilusiones para este 2011 se despiden Alonso, Samba, Oreo, Totó, Romeo y muchos más que esperan conoceros muy, muy pronto.





Purificación Jiménez Herrero
Voluntaria Protectora de Jumilla

2 comentarios:

  1. Pues que espero que atiendan vuestras peticiones queridos míós.

    P felicita de mi parte a toda esa gente y enhorabuena a ti también como voluntaria.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, así haré pues, lo cierto es que todos y cada uno de los voluntarios están haciendo lo que pueden y más y a veces, es muy duro y otras muy gratificante pero por aquellos que logran ser queridos siempre vale la pena. Un abrazo y felices fiestas para ti!!

    ResponderEliminar