lunes, 28 de febrero de 2011

Hay ciertas cosas...


Hay ciertas cosas, de esas ciertas cosas prohibidas que son extremadamente fáciles, hay ciertas cosas que son absurdamente simples. Colarse en el metro o viajar en tren.
Tan fácil como querer. Solo hay que subirse; un salto, determinación y calma. Existen algunas normas, algunas normas no escritas. Uno: elegir el trayecto, destino. A veces esto simplemente te elige a ti. Dos: no subir en la estación de origen. Tres: dejar cualquier cosa en cualquier sitio. Cuatro: caminar de aquí para allá o entrar al baño. Ultima: salir de allí, a veces salir corriendo.


María Jiménez Herrero.


2 comentarios:

  1. Sois una familia espectacular y especial. Gracias por ser y estar (verbos copulativos, es decir, que unen)!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Laly...sobre todo por esas bonitas palabras que sin duda merecen los que me rodean..un besazo

    ResponderEliminar