martes, 15 de febrero de 2011

Redes


Caminar a tientas tiene un gran riesgo: abrir los ojos de repente, ante una fuerte luz y no ver nada; o peor aún, verse atrapado en una red oscura, como tela de araña, que no puede ser disuelta sin una dura lucha de desgaste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario