domingo, 6 de marzo de 2011

Seguro de vida

¿Tienes cinco minutos, joven?
Ummmm, si, pero no mucho más... tengo que coger el autobús...
¿Me das un cigarro?, te lo cambio por un caramelo.
No es necesario, tome.
Si, coge uno, están ricos...
De acuerdo, cogeré el de menta.
¿A qué te dedicas?
Vendo seguros, señor.
¿Seguros?
Si, seguros de vida.
¿Y qué tal es eso de vender incertidumbre?
Es como todo, se trata de vender. No tanto si es bueno o malo lo que vendes.
Exacto!!
...Disculpe, he de dejarlo, me gustaría seguir hablando pero...se me hace tarde. Gracias por el caramelo!
Gracias por el cigarro!!... (asegurarse la muerte es casi siempre más rápido y más barato).

No hay comentarios:

Publicar un comentario