jueves, 14 de abril de 2011

Alles for a dirty man

Me pregunto que es lo que le hace al ser humano mentir sin pestañear, herir sin que se le caiga la cara de vergüenza al manchar lugares y personas sin tener la mínima pizca de sentimiento de culpa o de dolor de cabeza. ¿Qué es lo que permite a un tirano, aún siendo públicas sus patrañas, calumnias y malas ideas, seguir teniendo un alto poder de convocatoria? Quiero pensar que no es el miedo hacia su lengua biperina o a sus insultos. Y lo segundo, ¿Qué es lo que hace a estos seres atacar? ¿Qué es lo que les lleva a destrozar a aquellos que han tenido cerca trabajando para ellos, siendo amantes o compañeros o siendo simplemente maestros en otras cosas, -y no precisamente alentando las malas ideas que se configuran sus diminutas mentes y corazones-? A esto si respondo con todo el peso de mi razón: el miedo a ser lo que son, es decir, absolutamente nada sin el dolor que causan.



No hay comentarios:

Publicar un comentario