martes, 5 de abril de 2011

Cruces


Subiendo por la cuesta recordó haber roto una promesa años atrás justo en esa fuente, en ese paso. Observó la portada de la biblioteca, lanzó el cigarrillo al suelo y con la cabeza gacha rompió la última que conservaba.

1 comentario:

  1. Un compromiso puede ser científico, impulsivo, o casual. Se distinguen por la cantidad y la calidad de las personas y las cosas y los gestos o las metas que se intercambian. Es un juego de oferta y demanda, puro equilibrio lógico. Por ejemplo: todo excedente asusta, y todo defecto mata; cualquier silencio es explosivo y cualquier ruido se parece a una ahogadilla...
    Si no te conoces, o si crees que no puedes ser perfectamente metódico, o normal, lo mejor es sincerarse con un escueto: no me vendo y no me compro metas. ¿No les parece?

    ResponderEliminar