domingo, 3 de abril de 2011

León








Aún a tiempo está la portada de gruñir, reir y abofetear la cara del ingenuo caminante paseando su cola altiva ante el guiño del tiempo pues, nunca tantas arrugas sentaron también, ni acallaron de forma tan súbita el insulto a la piedra y a la mano del ser castellano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario