martes, 26 de abril de 2011

Vistas



Definir niebla, ceguera o verdad es algo imposible a los ojos; todo se mueve y se difumina y queda el sonido y a veces el silencio.

Sin embargo, hay que saber que en el cemento de cada calle, de cada curva, hay marcas que perdurarán para siempre aun no siendo importantes... pues, no existen materiales que derriben aquellas escrituras que sin decir nada nos han dicho demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario