lunes, 9 de mayo de 2011

Romper un silencio así no tiene perdón



La jaula, la libertad, la huida, la retirada. La música, la lluvia, una plaga de parásitos, la máscara y algunas gatas. Adelante, que vamos tarde. Cage, cage, pertenencia, objeto, pertenencia, venta, intercambio, pérdida, perro. La jaula, la libertad, lo polar. Un extremo, el otro extremo plagando un camino de tambores miedicas... y pseudo-pensadores roncos. La gama de grises se pierde en el contexto cuando sólo interesa el take away and the fairy tales, especialmente emocional; pero dicen que eso no es...mejor que el futuro determine la estadística.

1 comentario:

  1. Se afloja la corbata en el momento justo... un gesto muy aristotélico teniendo en cuenta todo lo que dice: libertad y pertenencia, esclavitud o señorío... Si hubiera dejado el paquetito en el lugar que él ocupaba dentro del coche con una firme delicadeza, habría subrayado el amor. El desprecio no sólo tiene forma de portazo, también es renunciar a comprender.

    ResponderEliminar