miércoles, 1 de junio de 2011

Volver a la corriente

Conservar o estallar no depende de un resultado estadístico sino de la elección basada en el ensayo y error previo, eso dice la puerta que golpea contra el marco - sin poder evitarlo, toda magullada- cuando las ventanas han sido previamente abiertas de par en par. Si el golpe anterior ha roto todos los cristales, hay que partir de la base de que los nuevos cristales serán de materiales más duros y resistentes pero por otro lado, la cantidad de ventanas abiertas y el angulo de obertura creará de por si la conjunción adecuada para que si se cierra la puerta de un golpazo ésta no se haga añicos y en el mejor de los casos, que no se cierre por completo sino que simplemente permanezca a la espera, entornada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario