sábado, 30 de julio de 2011

Belle

Muchas cosas pueden ser abatidas, conquistadas, ganadas, compradas, vencidas, acumuladas y difuminadas pero sólo hay una contra la que no se puede competir, se llama belleza.

1 comentario:

  1. La belleza como un tema de conquista y posesión. Es muy intenso, muy difícil, y suele depender de los ojos que miran. En mi opinión no se trata tanto de la belleza como del efecto que causa la propia belleza. Lo mismo pasa, creo, con la inocencia, con el efecto de la inocencia. Nada que tenga patente de autenticidad puede ser dominado, o poseído, sólo mancillado o destruido. Que se lo pregunten a los bien llamados estetas. Corruptores de lo singular.

    ResponderEliminar