lunes, 25 de julio de 2011

Fugaces

Al desinflarse comprobaron que no era un globo cualquiera pues escondía en el interior trocitos de crital de algún mar. Extendida y alargada, se trataba entonces de una particular luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario