martes, 19 de julio de 2011

It shall be free

Pongamos un punto y a parte y después vomitemos que no hay cifras sin letras ni decepción sin firmas consentidas y finalicemos la copa gritando entonces hasta caer desmayados al expulsar el último atisbo de aire, de nosotros mismos, por entre los dientes, por aquellos huecos donde también escondimos lo que un día arrojaremos violentos sobre el mar. Sólo hay una forma de convencer al tiempo y los segundos contraatacan.

1 comentario:

  1. No ni hay una sóla forma de convencer al tiempo; no a ése que huye como un cobarde cuando se le encara. Habrá que correr tras él.

    ResponderEliminar