martes, 26 de julio de 2011

Merlin

Si lograba adivinar cuáles habían sido sus movimientos el mago prometió enseñarle el futuro. Adivinó las tres primeras rondas y cuando le llegó el momento de mirar a través del agua, encontró a un hombre más viejo y cansado que ejecutaba sus mismos gestos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario