lunes, 25 de julio de 2011

Tablet

Por qué no-. No hay nada como inventar un marco para la realidad fraccionada en minutos y servirla en bandeja pero en vertical, con las motas de arena o polvo o ceniza desparramadas y la alegría de ser hipnotizados, idiotizados. Después, al desconectar, se diría que hemos buscado una jaula más grande para un pez cada vez más diminuto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario