martes, 9 de agosto de 2011

Bleu


Dedicado a David Rodríguez:

Entre dulzura y pecaminoso se encuentran escondidas otras tres palabras de una frase que sólo puede estructurarse cerca de las 0 horas cuando el silencio es un regalo y los sueños pueden ser cuentos de hadas y pesadillas y ser hermosos y cansados; cuando las personas han de ser peces nadando contracorriente -en abruptos mares de profundas sílabas con tesoros y doblones en el fondo de la sala- con ciertas sabidurias escondidas para poder ser buenos piratas; como niños que entre aturdidos y encantados chapotean y arrastran arena con sus propias manos ignorando los segundos que quedan para construir la muralla y la torre antes de que la ola los destruya y les haga comenzar de nuevo con la tarea.

1 comentario: