domingo, 21 de agosto de 2011

Stick and stones

Aunque los golpes y las piedras puedan romper mis huesos y amoratar mi cuerpo,
son las palabras las que pueden destrozarme;
ten cuidado por tanto, con lo que me dices...
Los huesos que se han roto pueden llegar a unirse, los moratones no duran para siempre;
Sin embargo, las palabras cuando ya han sido dichas permanecen,
Y el corazón queda roto desde ese momento y para siempre...


No hay comentarios:

Publicar un comentario