lunes, 17 de octubre de 2011

Aimtp fragmento

"Lo que nos hace personas normales es saber que no somos personas normales"
H. Murakami



Cruzamos una senda llena de piedras y me preguntó cómo estaba. Habían pasado más de dos años sin que nos viéramos, sin poder intercambiar fotos o cartas siquiera. La recordaba menos alta y más distraída y sin embargo, había sabido conquistarme de nuevo. Ella estaba radiante, fuerte, incluso en chándal. Justo antes de terminar el camino de hora y media y de sentarnos a reponer fuerzas en la fuente, quiso saber cuál era el estado de mi corazón y en aquellos momentos, -tras una obtusa ruptura-, también de mi mente. El deporte era entonces nuestra antigua cerveza del viernes. Me parecía curioso que ella quisiera escucharme, escuchar las penas de alguien cuyas complicaciones podían disolverse con una buena película de los hermanos Marx. Entonces tenía treinta y dos años y yo veintisiete y la echaba de menos, la había echado mucho de menos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario