lunes, 31 de octubre de 2011

A Platón

Cuando abrió los ojos estaba conectado a una máquina; todo a su alrededor eran cables, goteros y color verde. Nunca imaginó que el "amor" fuera una enfermedad mental tan severa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario