jueves, 20 de octubre de 2011

Uno tiene la extraña sensación de haber nacido ál escuchar ciertos gritos, golpear los espacios vacíos y sentir frío- dijo tomando un cortado. ¿Qué diferencia puede existir por tanto, entre eso y negociar cada día con los fantasmas de la casa?-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario