viernes, 21 de octubre de 2011

A veces, el dolor se eleva hasta perder el peso y convertirse en pluma.
Siendo pluma es capaz de recorrer kilómetros hasta decidir posarse en la tierra adecuada, para morir y después nacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario