lunes, 14 de noviembre de 2011

091

Muchas palabras para la música muy alta. Llegó temprano cuando el espacio era el suficiente para sentir vacío y algo de vida. Un accidente de helicoptero, un sobrino, un biólogo en administración, un amigo roto por la ex y licor de promoción. Los getos de la cara cuando la inseguridad irrumpe, la delgadez de la preocupación, los ticks nerviosos, Ella, una noche de sábado. Todo lo dejó escrito en el papel con la dedicatoria de 091.


No hay comentarios:

Publicar un comentario