jueves, 15 de marzo de 2012


Porque era así como recuerda...la velocidad y la contención, la fortaleza o la incandescencia de las palabras, la fugacidad de la lucha o el desconsuelo de pulsaciones cotidianas. Pedazos de espera y de saltos con un toque de yodo mágico. Y aún cuando conformase las frases con doble sentido en distinto idioma hubieramos aprendido las respuestas para entrar en un diálogo que construyó sólo el vacío.


No hay comentarios:

Publicar un comentario