lunes, 30 de abril de 2012

En esa boca a medio de todo y a medio de nada, en el intento del miedo y en el gancho de lo incierto: una vez cosidas las sonrisas, arrinconado de sospecha. Espía dicen, en la falta de locura o en ausencia de pasión. En ese patio de vecinos a medio decorar, en la ráfaga de aire nuevo, en la frescura de un intento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario