sábado, 12 de mayo de 2012

Yzcyclen viuzt

Se propuso entre otras cosas construir la fuente más increible y potente del mundo. Casi veinte años de esfuerzo dieron la luz a un elemento capaz de producir una serie de continuados y repentinos escalofríos. Más de 100.000 visitantes se acercan a los chorros cada año con la extraña sensación de no poder mirar directamente al centro de esa fuerza. A partir de las doce, cada una de las gotas caen a una velocidad mayor, pronunciandose las sílabas de una terrible angustia. Un escritor llegó a afirmar en su guía de viajes que cada una de aquellas moléculas de agua eran claramente la metáfora de la bestialidad de un corte, la sangre de una herida...


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario