domingo, 17 de junio de 2012

A destinazione

Tiene los dedos agarrotados y por eso apenas habla. El estómago hecho un nudo -agarrando el corazón- y cierta incertidumbre. Sonríe sin espejos y apenas duerme. Quiere encontrarlo, o no quiere... Siendo una se puede ser dos a pesar de que, sólo una camine por la calle sin pretensiones y la otra, prepare al detalle su propia extinción.

1 comentario: