domingo, 3 de junio de 2012

Hug

Jugar al gato y al ratón con las emociones es querer perderse para no encontrar la salida. Una pupila húmeda me lo contó hace un par de días...


No hay comentarios:

Publicar un comentario