martes, 31 de julio de 2012

Huellas 2





Fotos P.J.H


De vez en cuando el poeta, y seguramente muchos otros hombres, siente la necesidad de olvidar durante un rato las simplificaciones, sistemas, abstracciones y otras mentiras totales o parciales y contemplar el mundo tal como realmente es, es decir, no como un sistema de conceptos muy complicado, pero en definitiva descifrable y comprensible, sino como la selva virgen de misterios sobrecogedores siempre nuevos y totalmente incomprensibles que es en realidad (...).
Misterios.  Mi credo. Hermann Hesse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario