viernes, 21 de septiembre de 2012

Fijamente


La última muerte se me olvidó, que es como si hubiera muerto doblemente.
Última
Luis Britto García
 
 
 
De las pocas veces que lo miré a la ojos, siempre tuve la misma sensación: no estaba ahí, había salido y no tenía llaves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario