martes, 13 de noviembre de 2012

Según escala

 Fotos P.J.H
 
Todo era tan pequeño que nos sentimos enanos -jugando en un parque de atracciones para niños- y sin embargo, lo único gigante eran nuestras creencias, casi más que la casa, el sueldo o los bancos.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario