domingo, 24 de marzo de 2013

Para no perder

Se asegura de que el mensaje llegue cada día a su aliado diciendo todo lo necesario y no más; y es de esperar que éste tenga total conocimiento del código estandarizado y esté reaccionando conforme a lo previsto, de lo contrario, es cuestión de dias que estalle la guerra, la revolución o la indiferencia.




I part negocio

(...)No estoy seguro de si fue él quién puso el anuncio en el periódico pero tuve la oportunidad de preguntárselo unos dias antes y no lo hice. Intuía que quería venderlo pero pensé que quizá con el tiempo reconsideraría su posición, lo guardaría o sabría esperar el momento oportuno para recibir por él el importe que ciertamente merecía. No era aquello un trasto viejo. Sin embargo, ayer leí el anuncio y  supe que incumplí la promesa del buen amigo. No tuve palabras en su momento pero, los gestos han de llegar a tiempo y a veces los golpes. Eso se espera de mí que siempre tuve sus lineas, su casa y su familia para amortiguar mis fracasos.(...)





viernes, 22 de marzo de 2013

Lágrima de hombre

El final no comienza nunca; sólo es un punto que cuando llega ya se ha desvanecido y al ser tan veloz olvida arrasar los hechos y los detalles. Así es..., el vapor también se lleva las gotas del vaso -medio lleno- de aquello que su rostro si pudo contarle, sin lengua, ni garganta, ni voz; Y quedan siempre las pisadas en la madera, las huellas de sus dedos en la puerta, restos de revistas y las migajas de lo grande al piano.

domingo, 17 de marzo de 2013

Comienzo

Hay momentos que sigue tomando ese café en el balcón y se pregunta en qué momento su reflejo volverá a aparecer tras las cortinas del edificio de enfrente y se ríe al imaginarlo o al imaginar que alguien la esté mirando. Sigue jugando con la taza entre sus manos, a veces parada delante de la puerta del jardín, sin esconderse ni siquiera de las nubes. Fue un ideal de alguien, fue escritora, tal vez actriz o política y seguro enamorada pero ahora es eso y más, aunque no escriba, no actúe y no se vuelva loca por no ser, o no tener, y recientemente esté aprendiendo a tocar la guitarra y se haya cansado de correr, o de posar o hasta de escribir. La miro de reojo mientras leo, como no lo hice antes, y sé que ahora la vida es otra y lo importante también.
 
 

viernes, 8 de marzo de 2013

Teclas

Pensaba que era necesario pensar mucho para escribir, que al escribir mucho pensando en lo que debía escribir, dejó también de escribir por no pensar.