domingo, 12 de mayo de 2013

Haciendo tiempo

 
Mientras llegan las palabras y se evapora la  lluvia; Mientras el sol amanece y las palabras se pronuncian, limpio. En la tierra, entre las manos y las piedras, entre los pájaros y los deberes, excavamos el tiempo, la sangre, la vida; con las manos entretenidas -y las semillas en pausa- se vive el día y no hay semanas.
Vivimos lo que se ha de vivir justo al despedirnos.

jueves, 9 de mayo de 2013

Halfway across

 


(...)I woke up as the sun was reddening; and that was the one distinct time in my life, the strangest moment of all, when I didn't know who I was — I was far away from home, haunted and tired with travel, in a cheap hotel room I'd never seen, hearing the hiss of steam outside, and the creak of the old wood of the hotel, and footsteps upstairs, and all the sad sounds, and I looked at the cracked high ceiling and really didn't know who I was for about fifteen strange seconds. I wasn't scared; I was just somebody else, some stanger, and my whole life was a haunted life, the life of a ghost. I was halfway across America, at the dividing line between the East of my youth and the West of my future. (...)
ON THE ROAD. J. Kerouac


 
 
 
¿Y qué pasa si vuelven las sombras, o la locura? ¿si aún habiendo aprendido sabemos que no podremos evitar mirar tras la ventana y hacia la escaleras donde nos esperan; y hacia arriba y hacia abajo y de reojo y enfurecernos con el todo por la nada; Y que demasiado parar es aparcar un coche recién comprado en un desguace?  ¿De que sirve entender todos los códigos y no decirte que te quiero cuando corresponde?

I've been thinking all day about the moon

A pesar de irse a la cama con todos -y conmigo- no puedo comprar sus servicios perpétuos. Viene y me deja sola al despertar. Me besa con ese dolor de cabeza que sólo el tabaco deja en las resacas. No puedo hacer que desaparezca y que no me haga amar.Tampoco puedo evitarlo, no se puede evitar.

La especialista

Creo que me gusta el helado pues en él me han puesto el amor, la sonrisa y la capacidad creativa. Si sabe a hielo -que es lo mismo que a nada-, sienta bien.

En el fondo


 
 
En el fondo, donde ni siquiera penetra el sonido, sólo hay miedo.
Un montón de tesoros que se autodestruyen diariamente por el inmovilismo, por esa necesaria búsqueda de la tranquilidad.
Es ahí donde crece un torbellino apunto de reventar,
de expulsar el moho y sacar a la superficie el agotamiento.
Lo malo es que a veces, lo que resurge lo hace en el peor momento y suele estar lleno de mierda.