jueves, 9 de mayo de 2013

En el fondo


 
 
En el fondo, donde ni siquiera penetra el sonido, sólo hay miedo.
Un montón de tesoros que se autodestruyen diariamente por el inmovilismo, por esa necesaria búsqueda de la tranquilidad.
Es ahí donde crece un torbellino apunto de reventar,
de expulsar el moho y sacar a la superficie el agotamiento.
Lo malo es que a veces, lo que resurge lo hace en el peor momento y suele estar lleno de mierda.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario