domingo, 12 de mayo de 2013

Haciendo tiempo

 
Mientras llegan las palabras y se evapora la  lluvia; Mientras el sol amanece y las palabras se pronuncian, limpio. En la tierra, entre las manos y las piedras, entre los pájaros y los deberes, excavamos el tiempo, la sangre, la vida; con las manos entretenidas -y las semillas en pausa- se vive el día y no hay semanas.
Vivimos lo que se ha de vivir justo al despedirnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario