jueves, 6 de junio de 2013

Be there

(...) Y entonces...
¡Ah!, ese día
abriremos los brazos
sin temer que el instinto nos muerda los garrones,
ni recelar de todo,
hasta de nuestra sombra;
y seremos capaces de acercarnos al pasto,
a la noche,
a los ríos,
sin rubor,
mansamente,
con las pupilas claras,
con las manos tranquilas;
y usaremos palabras sustanciosas,
auténticas;  (...)
Lo que esperamos.
Oliverio Girondo





domingo, 2 de junio de 2013

 

¿La pregunta es siempre cuál es el uso de la realidad; De qué plano o de qué distancia focal hablamos; Si el argumento arranca con la fuerza del desconcierto o si ese será precisamente el punto de unión para el desenlace; Si la fuerza reside en los actores o en el guión...? ¿Y qué ocurre si el director o directores responden a éstas preguntas en función del desarrollo del proyecto?