jueves, 29 de agosto de 2013

Tormentas

" (...) And if the darkness is to keep us apart 
And if the daylight feels like it's a long way off 
And if your glass heart should crack 
And for a second you turn back 

Walk on, walk on 
What you got they can't steal it 
No they can't even feel it 
Walk on, walk on...
Stay safe tonight  (...)"

WALK ON.
U2



Empiezan las maletas de nuevo y llegan las tormentas. Pasar por el tiempo despacio o deprisa da igual, el caso es que pasamos. Cada septiembre es un cambio de estado, un volver a plantearse qué haremos, traeremos o querremos en los desconocidos próximos meses. Las dudas aparecen, los miedos, las palabras que hubiéramos querido decir, las que no nos atrevemos, aquello que si dijimos -y hubiéramos querido evitar-... y persisten en los dedos, los recuerdos se agolpan sin clasificación de grises, negros o blancos. También empaquetamos a los amigos y a una perfecta familia en su imperfección, las experiencias, los abrazos, la felicidad de momentos de nada recubiertos de tranquilidad, de abrazos, de tener por delante todo el tiempo del mundo, sin saber cuánto es realmente este. Vuelve la lluvia y ésta no molesta, sólo avisa. Avisa de que hay que digerir antes de continuar. En medio de la tormenta, apareces tú y el otro tú... y aparezco yo y el yo que quedó parado en el camino, o el que decidió seguir adelante en otra dirección. Todos juntos han de convivir para cerrar la mochila y preparar el pasaporte y hay que doblarlos en equilibrio y aceptar. La certeza de que nada es seguro es la única que llevamos en las manos y no pesa, pero asusta. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario