sábado, 5 de octubre de 2013

En mente

-Aún queda luz, podemos quedarnos-, me dijo mirando al cielo con sus gafas de sol, yo guardé sus deudas en mi boca y apagué el móvil. Algunas madrugadas uno siente que es de día. Otros días son sólo malas madrugadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario