martes, 1 de octubre de 2013

Tratado

Acepto el trato que no es otro que estar lista y seguir en el camino. Ese trato que es mirarte cuando no estás y seguir mirándote cuando aún no has llegado. Firmo el contrato de sonreír y sonreírte y decidir ponerte forma y nombre y esperar no ser impaciente o al menos, no parecerlo cuando tú lo eres o lo pareces más.
Acepto no perder y también dejarte jugar para ver, si de ésta, ganamos los dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario